¿Cómo se determina el interés superior del menor de edad?

Interés superior del menor de edad

Los Estados parte de la Convención sobre los Derechos del Niño se comprometen a que se atenderá como consideración primordial el interés superior del niño y de la niña, en todas las medidas concernientes a las niñas y a los niños: en la aplicación de las leyes que les afecten; en las medidas concernientes que adopten sobre ellos las instituciones públicas o privadas; en los Tribunales; y en los órganos legislativos.

En todo caso, hay que interpretar y aplicar siempre el interés superior del menor.

La reforma de la legislación de infancia de 2015, desarrolló y reforzó el derecho del menor a que su interés superior sea prioritario, definiendo con parámetros concretos, lo que hasta entonces había sido un concepto jurídico indeterminado.

Este concepto se define desde un triple contenido:

  • es un derecho sustantivo, en el sentido de que el menor tiene derecho a qué, cuando se adopte una medida que le concierna, sus mejores intereses hayan sido evaluados y, en el caso de que haya otros intereses en presencia, se hayan ponderado a la hora de llegar a una solución
  • es un principio general de carácter interpretativo, de manera que si una disposición jurídco puede ser interpretada en más de una forma, se debe optar por la interpretación que mejor responda a los intereses del menor de edad
  • es una norma de procedimiento

En estas tres dimensiones, el interés superior del menor tiene una misma finalidad: asegurar el respeto completo y efectivo de todos los derechos del menor, así como su desarrollo integral.

A la luz de estas consideraciones, es claro que la determinación del interés superior del menor en cada caso:

  • debe basarse en una serie de criterios aceptados y valores universalmente reconocidos por el legislador, que deben ser tenidos en cuenta y ponderados en función de diversos elementos y circunstancias del caso
  • debe explicitarse en la motivación de la decisión adoptada, a fin de conocer si ha sido correcta o no la aplicación del principio

¿Qué criterios generales se tendrán en cuenta para la determinación del interés superior de cada niño y niña?

a) la protección del derecho a la vida, supervivencia y desarrollo del menor de edad

b) la satisfacción de sus necesidades básicas, tanto materiales, físicas y educativas, como emocionales y afectivas

c) la consideración de los deseos, sentimientos y opiniones del menor

d) su derecho a participar progresivamente en función de su edad, madurez, desarrollo y evolución personal, en el proceso de determinación de su interés superior

e) la conveniencia de que su vida y desarrollo, tenga lugar en un entorno familiar adecuado y libre de violencia

f) se priorizará la permanencia en su familia de origen, y se preservará el mantenimiento de sus relaciones familiares, siempre que sea posible y positivo para el menor de edad

g) se priorizará el acogimiento familiar frente al residencial, en aso de acordarse una medida de protección

h) se valorarán las posibilidades y conveniencia de su retorno, cuando el menor de edad hubiera sido separado de su núcleo familiar, teniendo en cuenta la evolución de la familia, desde que se adoptó la medida protectora, y primando siempre el interés y las necesidades del menor sobre las de la familia

i) la preservación de la identidad, cultura, religión, convicciones, orientación e identidad sexual o idioma del menor, así como la no discriminación del mismo por éstas o cualesquiera otras condiciones, incluida la discapacidad, garantizando el desarrollo armónico de su personalidad.

(Fuente: Irene Arce Fernández / Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *